MENU
Las enfermedades de transmisión sexual son todas aquellas enfermedades infecciosas que se transmiten por contacto sexual. Se contagian por el contacto de una membrana mucosa afectada con otra membrana mucosa sana, o a través de una herida en la piel. Estos tejidos húmedos pero a la vez cálidos, son los propios de los genitales o de la garganta con lo que su transmisión sexual puede venir por prácticas vaginales, anales u orales. Son enfermedades que actualmente no cuentan con vacunas y que no generan inmunidad por lo que pueden contraerse repetidamente. Es importante conocerlas y los síntomas que presentan, así como conocer el cuerpo de cada uno, pues a veces esos síntomas no son fácilmente detectables. La pronta detección y tratamiento es fundamental y no deben nunca ocultarse ya que algunas pueden derivar el lesiones graves y permanentes (esterilidad, ceguera…) En la mujer, los síntomas son más difusos y esto le hace más vulnerable. Para prevenir este tipo de enfermedades, es importante utilizar siempre un preservativo en las relaciones sexuales. Esto es especialmente importante si la persona no conoce el historial sexual de su pareja. Estas son algunas de las enfermedades que tienen mayor incidencia en las relaciones sexuales. La Gonorrea Es una enfermedad venérea muy contagiosa, también conocida como gonococcia o blenorragia. Es causada por una bacteria denominada gonococo que se desplaza por los conductos de los órganos urinarios y genitales (uretra y cuello del útero). Suele ser más persistente y difundirse más entre las mujeres que entre los hombres. Además, al ser en ellas más asintomática, sólo un 20% mostrará los síntomas. Síntomas En hombres: secreción purulenta por el pene, que con el tiempo se va haciendo más fina y cremosa. Sensación de escozor al orinar. En mujeres: leve aumento de la secreción vaginal. Sensación de escozor al orinar. Dolores abdominales y sensación de cansancio.

La sífilis Se trata de una enfermedad sexual, también conocida como chancro o postula, de fácil transmisión y graves consecuencias si no se trata. Se desarrolla en tres etapas:

◾Primera etapa (de 1 a 12 semanas tras su contagio): Se produce un chancro con aspecto de ampolla o herida abierta, generalmente indolora. Suele aparecer en la zona de los genitales, aunque también se puede manifestar en los dedos, boca, pechos y ano. En esta etapa, la persona afectada es muy contagiosa y puede difundirse con facilidad. La herida desaparecerá a las 5 semanas, siendo o no tratada durante esta primera etapa.
◾Segunda etapa (de 1 a 6 meses después): Sus síntomas más relevantes son: Erupciones cutáneas en pecho, espalda o extremidades. Hinchazón de los nódulos linfáticos en cuello, axilas, ingles... Fiebre, dolor de garganta, malestar general... Caída de pelo y aparición de regiones inflamadas cerca de los genitales y el ano. Esta es la etapa más contagiosa de la enfermedad: puede difundirse con un simple beso.
◾Tercera etapa (de 3 a más años, 10-20, tras el contagio), síntomas:
•Úlceras en la piel y órganos internos.
•Artritis.
•Pérdida de sensibilidad en brazos y piernas.
•Dolores e incapacidad (lesiones cardiovasculares, daños en la médula...).
La sífilis El herpes Se trata de una enfermedad vírica poco común. Se extiende con mucha facilidad en las mujeres, aumentando con el contagio el riesgo de contraer cáncer de útero, y en caso de embarazo puede haber aborto o parto prematuro. Los síntomas se manifiestan de la siguiente manera: En la mujer: heridas dolorosas que se asemejan a ampollas o sarpullidos. Se acompañan de picores e inflamaciones. Suelen aparecer en los genitales externos, los muslos o nalgas durante el día 2 y 21 tras la infección, durando alrededor de 2 a 3 semanas. Otros síntomas son la fiebre, nódulos linfáticos hinchados y síntomas parecidos a los de la gripe. Además, la afectada experimentará un fuerte dolor al orinar. En el hombre: síntomas parecidos pero que se darán en el pene o cerca del ano. Aunque los síntomas desaparecen algo antes del mes, el virus se encuentra en estado latente, periodo durante el cual no es contagioso. Chlamidia La causa de esta enfermedad de transmisión sexual es una bacteria que afecta a la uretra y al cuello del útero. Su manifestación consiste en los siguientes síntomas: En el hombre: secreción por el pene que en un principio es transparente, para pasar luego a una textura cremosa. Frecuente necesidad de orinar y a veces, acompañado de dolor. En mujeres: secreción vaginal, dolores en el bajo vientre. Estos síntomas son más reconocibles en el hombre que en la mujer y en ocasiones son difíciles de detectar. Además, son muy similares a los de la gonorrea.