Control > Blog > Masturbación masculina: los beneficios del autoerotismo

Blog

07-10-2021

Masturbación masculina: los beneficios del autoerotismo

Masturbación masculina

Incluso hoy en día, algunas personas creen que la masturbación les empeora la vista o incluso los deja ciegos. Este mito se remonta a la época de Aristóteles cuando se creía que la semilla era un producto del cerebro, en particular del área alrededor de los ojos.

Hasta la primera década del siglo pasado, si le hubieras preguntado a tu médico cuáles eran los efectos de la masturbación masculina, te habría contestado: debilitamiento, tisis, espinillas, declive del intelecto, pérdida de memoria, ataques de ira, locura, epilepsia, fiebre y finalmente suicidio.

El acto en sí fue definido en 1877 por el Dr. Kellogg como "abuso autoadministrado". Se creía que podía agotar el cuerpo y los nervios, eliminando la energía y los nutrientes esenciales para la salud, debilitando el semen y haciendo imposible la procreación.

 

Con el avance de la ciencia, la revolución sexual de la década de 1970 y el desaparición de muchos tabúes, hemos visto una reversión de la situación como nunca antes se había visto: no solo masturbarse no es dañino sino que se han descubierto una serie de efectos positivos inesperados, en primer lugar para aumentar la propia fertilidad que preocupaba a nuestros predecesores, ya que los espermatozoides tienen una vida media de 5-7 días y los espermatozoides más jóvenes también son los más móviles y saludables, con la producción de 3 millones de nuevos espermatozoides por día, la masturbación te permite deshacerte de los viejos espermatozoides y tener un semen de alta calidad. Siempre hay que estar preparado.

Algunos estudios también sugieren que la masturbación en hombres ayuda a prevenir el cáncer de próstata al eyacular de 7 a 21 veces al mes, según la investigación. Con otros estudios, hemos determinado que la eyaculación puede ayudar a fortalecer el sistema inmunológico, especialmente contra tumores e infecciones virales.

 

A todos estos efectos sistémicos se suman los efectos hormonales inmediatos, especialmente la liberación de dopamina, oxitocina y prolactina responsables de la satisfacción post-orgásmica y el buen humor. El sistema parasimpático crea un estado general de relajación y como efecto a más largo plazo, el orgasmo genera serotonina que mejora nuestro estado de ánimo y proactividad en las siguientes horas.

Es cierto que estas eyaculaciones también se pueden lograr a través de las relaciones sexuales, pero para una persona que tiene relaciones sexuales con regularidad, la masturbación aún trae beneficios que el sexo lucha por lograr.

 

La masturbación es un acto muy importante en el autocuidado, permite liberar la tensión sexual y mental sin el estrés de la ansiedad de desempeño vinculada a las relaciones, te permite trabajar en tu conciencia y "entrenar" para el placer y el desempeño: mejorar tu técnica masturbatoria permite mejorar la erección y la sincronización y es una forma de combatir el mal humor, dormir mejor e incluso tiene efecto analgésico sobre algunos dolores como el dolor de espalda.

Además, masturbarse no quita el deseo ni las ganas de tener sexo: la hormona prolactina, que determina nuestra "saciedad sexual", se libera un 400% más después de un orgasmo vinculado a las relaciones sexuales que a la masturbación. Así que por favor mastúrbate, no hay riesgo de que el sexo te aburra, todo lo contrario.

 

de Claudio Morandini, Fisioterapeuta, rehabilitador perineal, sexólogo consultor y experto en educación sexual.