Control > Blog > Orientaciones sexuales: ¿cuántas y cuáles son?

Blog

29-07-2021

Orientaciones sexuales: ¿cuántas y cuáles son?

Conocer las diferentes orientaciones puede ayudarnos a tener una mejor comprensión sobre nosotros mismos, así como a aumentar nuestra comprensión de la variedad de lo humano.

 

Orientarse entre las orientaciones

Ya hemos hablado de cómo no es tan fácil definir la orientación sexual, ya que es un concepto más elaborado de lo que parece. Hay muchas orientaciones sexuales diferentes, cada una con sus propias características, y podemos explorar los aspectos principales juntos y aprender las diferencias.

 

"¡Demasiadas etiquetas!"

Al abordar este tema, muchas personas pueden sentirse incómodas ante la idea de tener que etiquetar su sexualidad en cierta manera. Esto también puede derivar del echo que es un tema poco abordado en nuestra sociedad, y el desconocimiento puede generar desconfianza.

Por eso es importante recordar que las etiquetas son descriptivas y no prescriptivas. Las personas siempre son libres de no reclamar ninguna definición, dejando la libertad de hacerlo a quienes la deseen.

 

¿Cuántos tipos de orientaciones sexuales existen?

Podemos simplificar la lista de orientaciones sexuales en cuatro categorías macro:

● Heterosexualidad

● Homosexualidad

● Bisexualidad

● Asexualidad

 

Heterosexualidad: atracción por personas de un género distinto al propio. Ejemplo: un hombre atraído por una mujer y viceversa.
Estadísticamente, las personas heterosexuales son mayoría, pero se estima que en ausencia de presiones sociales hacia la heterosexualidad, muchas más personas expresarían una orientación sexual diferente.

Homosexualidad: atracción por personas del mismo género que el tuyo. Ejemplo: mujeres atraídas por mujeres (lesbianas), hombres atraídos por hombres (gays).

Bisexualidad: "es una identidad completamente fluida", para citar el Manifiesto Bisexual de 1990.
El prefijo "bi-" puede ser confuso y sugerir que la atracción está dirigida sólo hacia dos géneros (hombre / mujer), pero en realidad también puede incluir personas no binarias (personas que no se reconocen a sí mismas en el rígido binario de géneros). ).

En uno de los modelos más populares, la bisexualidad puede entenderse como una especie de "paraguas" que a su vez incluye otras subcategorías de orientaciones sexuales, como:

pansexualidad (sentirse atraído por personas sin importar el género) 

polisexualidad (sentirse atraído por muchos géneros pero no todos)

omnisexualidad (sentirse atraído por todos los géneros, pero no independientemente del género)

● ¡y muchos más!

 

Asexualidad: no siente atracción por ningún género. La orientación asexual es un gran ejemplo de cómo las dimensiones de la orientación sexual pueden no ser congruentes: una persona asexual puede tener fantasías eróticas, sentir afecto, tener relaciones e incluso participar en comportamientos sexuales, sin necesariamente sentir atracción por un género específico.

La asexualidad es un espectro muy amplio, con muchas tonalidades, de hecho hablamos de asexualidad gris. En el polo opuesto de la asexualidad encontramos la alosexualidad, o atracción sexual como la hemos descrito en pautas anteriores.

Un ejemplo de orientación sexual que podemos encontrar en el espectro gris es la demisexualidad, es decir, sentir atracción sexual exclusivamente hacia personas con las que se tiene un fuerte vínculo emocional.

Esta lista de orientaciones sexuales ciertamente no es exhaustiva, pero puede ser un primer estímulo para una exploración más profunda.

 

Pero, ¿por qué hay tantas orientaciones sexuales?

La cuestión es que la fluidez de la sexualidad humana es difícil de esquematizar y hay muchas variaciones, todas igualmente válidas. Poner un nombre a estas variantes permite que las personas se sientan menos solas, les hace descubrir que no son los únicos que experimentan lo que sienten, ayuda a tener una mente abierta sobre los temas de la sexualidad e invita al respeto y la inclusión de los sentimientos de los demás. Maravilloso, ¿no?

 

de Dania Piras, Experta en Sexualidad Típica y Atípica