Control > Blog > BDSM: Cómo empezar a practicarlo

Blog

09-09-2021

BDSM: Cómo empezar a practicarlo

bdsm consigli per principianti

El BDSM es sólo la punta del iceberg de emociones y sensaciones muy fuertes. Claramente no existe una guía para el bdsm, porque no podría ser exhaustiva debido a que cada persona y cada deseo es diferente.

 

Bdsm, cómo iniciarse

Las prácticas BDSM son muchas, cada una tiene detrás una fantasía que depende de nosotros y de la persona que quiera afrontar esta experiencia con nosotros.

Nadie nos enseña a practicar BDSM, por lo que siempre es mejor empezar por cosas muy sencillas, con un perfil de riesgo prácticamente nulo y sobre todo con mucha comunicación con la persona que está con nosotros.

Probar prácticas eróticas como la cera caliente puede ser una primera exploración interesante, bastante suave y segura.

Por ejemplo, puedes empezar con velas con poca estearina: primero usémoslas solas y en una parte muy resistente de la piel como el brazo.

En general, cualquier práctica sadomasoquista que incluya un objeto físico, como látigos, es buena para empezar con golpes muy ligeros y aumentar lentamente según la reacción del que está frente a nosotros.

 

Bondage, una de las prácticas más extendidas

Sin duda, entre las prácticas ahora en boga entre los amantes del BDSM está el bondage (la B del acrónimo). Hoy en día son muchas las personas que se acercan al BDSM porque se sienten atraídas principalmente por el bondage y por tanto por la sensación de constricción y estética que giran en torno a esta disciplina.

Es difícil pasar conceptos técnicos a través de sitios o libros, no es sorprendente que la servidumbre japonesa, o la que se hace con cuerdas, se enseñe en muchas grandes ciudades del mundo. Los maestros no son solo japoneses, ahora hay muchos occidentales y en su mayoría europeos. De todos modos, tratar de atar a una persona con cosas como bufandas y cinturones es una buena opción para sentir la sensación.

 

No tengas miedo de atreverte

Ceras, cuerdas, esposas, cañas de bambú, cucharas de madera para cocinar, tenedores para rascar; a veces nuestro hogar nos da grandes ideas para explorar esta sexualidad alternativa. Lo importante es ir paso a paso sin correr y sobre todo respetando la imaginación de la persona que nos acompaña.

El BDSM es una manera hermosa de explorar en pareja, hay tantas fantasías ocultas que este mundo en particular pone de manifiesto. ¡Atrévete y disfruta!

 

de Marta Santospirito, Experta en sexualidad pervertida y profesora de bondage